HOMEIdentidad

Identidad

  • 5218132091_3ec151b451_b (Copiar) (2)

¿Porqué este blog?

Tengo argumentos para escribir este blog, tengo un porqué. Pero si alguien me pide un ¿para qué lo escribo?, de momento no tengo ninguno. Tengo un porqué, sobre todo porque para mi es una necesidad.

4 palabras agrupan las categorías de los post que se publican en este blog: Cambio, Creatividad, Espiritualidad y Metodología.

Si hubiera una frase que explicara  las cuatro palabras, no hay otra mejor que la del Pedagogo brasileño Paulo Freire:” No somos seres de adaptación, somos seres de transformación”.

Y si hiciera una frase que contuviera las cuatro palabras diría algo así como “Todos los cambios tienen una antesala: el conflicto. El paso del conflicto al cambio, siempre será creativo, con fe  y esperanza y con procesos socioculturales”.

Este es el blog de un creativo, cristiano y animador social.

¿Porqué un blog que se llama “comunidades enredadas, comunidación”?

Porque la transformación es posible cuando hay sujetos en vez de objetos, y cuando hay comunicación entre estos sujetos, siempre se pasa a la acción.

De momento sólo aspiro a comunicar y expresar aquello que para mi, lleva al cambio, por los caminos de la creatividad, la espiritualidad y la metodología. Los tres caminos hablan de acción, y sobre todo de acción desde la comunicación. La acción ha de partir de la unión de fuerzas y para ello es necesario ponerlas en común,consensuarlas,y que mejor que la acción de comunicar o dialogar.

La creatividad es un dialogo con el ser para recrear la vida que nos han dado. La espiritualidad es un diálogo con Dios para tomar y dar vida,para trascender el aquí y el ahora; para entender que somos finitos sin la fuerza de Dios, pero nuestra alma es eterna desde él, la fuerza nos viene de otro que nos ama, y en diálogo con Dios el alma encuentra su sentido y orientación. La Metodología es el arte del diálogo con los otros, mediante técnicas intersubjetivas para implicar. Las tres palabras nos llevan a la acción que surge del diálogo, y sin acción dialogada y consensuada, el cambio no es posible.

Este es mi cuaderno de bitacora. Hay una imágen en mi vida desde la que parto. En 1977 en España, y en el contexto de la transición social y política española, sentí que habría que posicionarse como respuesta a una llamada interior. Podría haber respondido siendo un artista, un misionero o un político, en aquél momento sólo se podía ser una cosa: subversivo, después vendría la vocación.

Yo tenía 13 años. Había visto a mi padre correr en las manifestaciones, junto a sus compañeros de trabajo, perseguidos por una policía que disparaba balas de goma; sólo porque luchaban por mejores condiciones en la fábrica, para ellos, y para sus familias.

En mi casa se sufrió una transformación. La vivienda adoptó otra forma, de un comedorcito y una salita a un salón; mi padre tiró el tabique que unía mi dormitorio para anexionarlo al comedor, y hacer así un salón, encender fuego y reunir a la familia y a los vecinos. A veces se hacían reuniones, y en una ocasión se hizo una eucaristía. Se creó un espacio de comunicación y diálogo. Se partió de un conflicto social que se vivía en la fábrica, en el barrio y en el contexto político de nuestro país en ese momento, que precisaba un cambio; y pasamos por la creatividad al cambiar la distribución de la vivienda para crear un espacio social más amplio, para facilitar el encuentro y el diálogo. Había espiritualidad, porque se necesitaba la fé y la esperanza, no era momento de vivir la espera con desesperación,sino desde la alegría  de que Dios estaba junto a nosotros,como alguien vivo. El cambio era aquí, de vivir apoyados en nuestras fuerzas, a compartirlas con la fuerza de Dios.Y había metodología, mediante unas técnicas dialéctico críticas donde todos los reunidos compartían y se comunicaban algo básico: ver, juzgar y actuar. El cambio aquí pasaba por no hacer las cosas desordenadamente sino analíticamente, planificadamente, formativamente y organizadamente. Había que partir de las motivaciones personales, la capacitación de grupos y comunidades, para crear plataformas organizadas de comunidades y grupos en marcha. Lo más curioso es el nombre de la calle, donde estaba la casa de mis padres;calle de La Unión.

Cambio

La capacidad de ser sujetos en vez de objetos, de transformar las situaciones personales y sociales es un anhelo del ser humano, es una necesidad social, en la que nos sentimos implicados en parte o en toda nuestra vida. El cambio viene por el conflicto previo, que nos genera la necesidad de cambiar: personalmente y socialmente. Cambiamos cuando generamos el aprendizaje necesario, para dar respuesta a nuevas situaciones. Cuando hay una coherencia entre lo que se piensa, se siente y se hace; por lo tanto hacer cambio social y personal parte de un sueño, pero materializar ese sueño pasa por la acción, y la acción para que sea acción colectiva  pasa por el diálogo.

Creatividad

Crea-tu-vida. Creatividad es pensar alternatívamente, visualizar soluciones y propuestas diferentes a distintas situaciones. Innovar es hacer efectiva esa creatividad mediante la acción. Parte de un acto de conectar consigo mismo, de experimentar lo creado, para crear.

Espiritualidad

Es encontrar la escala secreta disfrazada para dar con el amado que nos entiende y nos da la fuerza para la vida. Y la escala secreta se localiza cuando está la casa sosegada. Cuando partimos de la paz de sentir que nuestra vida nos ha sido dada y las preguntas a quien soy, de donde vengo y a donde voy, se trascienden, se resuelven en una sóla respuesta. Venimos del amor, somos amor, y vamos al amor. Y como dice San Juan de la Cruz, en el ocaso de nuestras vidas de lo único que seremos juzgados es de lo que hemos amado. Por tanto nuestro único oficio es amar. Y no podemos amar apoyados en nuestra propia fuerza, sino es en diálogo con el amado.

Procedemos de un Dios que son tres, amándose entre si, comunicándose entre si.

Metodología

Metodología es un conjunto de técnicas coherentes con esa metodología. En las ciencias sociales, metodología es una Tecnología social, para crear dinamismo allí donde no existe.

Es relacionar a los sujetos, y facilitar que pasen a la acción de manera organizada, en consenso y mediante un objetivo en común. Todas las técnicas coherentes a esta metodología parten del diálogo, y mediante la comunicación, los sujetos aprenden, construyen socialmente la realidad, de manera implicativa, de manera inclusiva. No podemos ser felices solos, construimos el mundo y el mundo nos construye. Interaccionar con los otros, parte de unas habilidades que hay que se pueden aprender.

1